domingo, 23 de noviembre de 2008

Frases Misioneras SANTO DOMINGO

SANTO DOMINGO
IV Conferencia General del Episcopado Latinoamericano. (1992)

“Con la donación del Espíritu en Pentecostés, la Iglesia fue enviada a anunciar el Evangelio. Desde ese día, ella, nuevo pueblo de Dios y cuerpo de Cristo, está ordenada al Reino, del cual es germen, signo e instrumento hasta el fin de los tiempos”. (SD 7)

“La Iglesia es enviada a proclamar el Evangelio, anunciando a Jesucristo y dando testimonio de amor fraterno”. (SD 11)

“Para América Latina, providencialmente animada con un nuevo ardor evangélico, ha llegado la hora de llevar su fe a los pueblos que aún no conocen a Cristo, en la certeza confiada de que la fe se fortalece dándola". (SD 12)

“La Iglesia quiere realizar en estos tiempos una Nueva Evangelización que transmita, consolide y madure en nuestros pueblos la fe en Dios, Padre de Nuestro Señor Jesucristo”. (SD 12)

“El anuncio cristiano, por su propio vigor, tiende a sanar, afianzar y promover al hombre, a constituir una comunidad fraterna, renovando la misma humanidad y dándole su plena dignidad humana, con la novedad del bautismo y de la vida según el Evangelio”. (SD 13)

“La Evangelización promueve el desarrollo integral, exigiendo de todos y cada uno el pleno respeto de sus derechos y la plena observancia de sus deberes, a fin de crear una sociedad justa y solidaria, en camino a su plenitud en el Reino definitivo”. (SD 13)

“El hombre está llamado a colaborar y ser instrumento con Jesucristo en la Evangelización”. (SD 13)
“En América Latina, continente religioso y sufrido, urge una Nueva Evangelización que proclame sin equívocos el Evangelio de la justicia, del amor y de la misericordia”. (SD 13)

“María, mujer de fe, ha sido plenamente evangelizada, es la más perfecta discípula y evangelizadora”. (SD 15)

“María es la modelo de todos los discípulos y evangelizadores por su testimonio de oración, de escucha de la Palabra de Dios y de pronta y fiel disponibilidad al servicio del Reino hasta la cruz”. (SD 15)

“Sólo una Iglesia evangelizada es capaz de evangelizar”. (SD 23)

“La Evangelización tendrá fuerza renovadora en la fidelidad a la Palabra de Dios, su lugar de acogida en la comunidad eclesial, su aliento creador en el Espíritu Santo, que crea en la unidad y en la diversidad, alimenta la riqueza carismática y ministerial y se proyecta al mundo mediante el compromiso misionero”. (SD 27)

“Nuevas situaciones exigen nuevos caminos para la evangelización”. (SD 29)

“Jesucristo nos pide proclamar la Buena Nueva con un lenguaje que haga más cercano el mismo Evangelio de siempre a las nuevas realidades culturales de hoy”. (SD 30)

“La Iglesia , comunidad santa convocada por la Palabra , tiene como uno de sus oficios principales predicar el Evangelio”. (SD 33)

“Evangelizar es necesariamente anunciar con gozo el nombre, la doctrina, la vida, las promesas, el Reino y el misterio de Jesús de Nazareth, Hijo de Dios”. (SD 33)

“El testimonio de vida cristiana es la primera e insustituible forma de evangelización”. (SD 33)

“La función profética de la Iglesia que anuncia a Jesucristo, debe mostrar siempre los signos de la verdadera "valentía" en total libertad frente a cualquier poder de este mundo”. (SD 50)

“La comunión y la misión están profundamente unidas entre sí; se compenetran y se implican mutuamente, hasta tal punto que la comunión representa a la vez la fuente y el fruto de la misión”. (SD 55)

“Es el único e idéntico Espíritu el que convoca y une a la Iglesia y el que la envía a predicar el Evangelio hasta los confines de la tierra". (SD 55)

“La familia cristiana es "Iglesia doméstica", primera comunidad evangelizadora”. (SD 64)

“La Iglesia vive para evangelizar; su vida y vocación se realizan cuando se hace testimonio, cuando provoca la conversión y conduce a los hombres y a las mujeres a la salvación”. (SD 123)

“Jesucristo nos da la vida para comunicarla a todos. Nuestra misión nos exige que, unidos a nuestros pueblos, estemos abiertos a recibir esta vida en plenitud, para comunicarla abundantemente a las Iglesias a nosotros encomendadas, y también más allá de nuestras fronteras”. (SD 124)

“Invitamos a todos para que, renovados en el Espíritu, anuncien también a Jesucristo, y se conviertan en misioneros de la vida y la esperanza para todos nuestros hermanos”. (SD 124)

“La Nueva Evangelización tiene que ser capaz de despertar un nuevo fervor misionero en una Iglesia cada vez más arraigada en la fuerza y el poder perennes de Pentecostés”. (SD 124)

“Nacida del amor salvífico del Padre, la misión del Hijo con la fuerza del Espíritu Santo, es para nosotros nuestro principal cometido”. (SD 125)

“La enseñanza del pensamiento social de la Iglesia forma parte de la misión evangelizadora y tiene el valor de un instrumento de evangelización, porque ilumina la vivencia concreta de nuestra fe”. (SD 158)

“La solidaridad cristiana es ciertamente servicio a los necesitados, pero sobre todo es fidelidad a Dios. Esto fundamenta lo íntimo de la relación entre evangelización y promoción humana”. (SD 159)

“La Iglesia , al proclamar el Evangelio, raíz profunda de los derechos humanos, no se arroga una tarea ajena a su misión, sino, por el contrario, obedece al mandato de Jesucristo al hacer de la ayuda al necesitado una exigencia esencial de su misión evangelizadora”. (SD 165)

“El Hijo de Dios educa a sus discípulos para ser misioneros, haciéndoles pasar por la experiencia del que migra para confiar sólo en el amor de Dios, de cuya buena nueva son portadores”. (SD 186)

“La Iglesia anuncia con alegría y convicción la Buena Nueva sobre la familia en la cual se fragua el futuro de la humanidad y se concreta la frontera decisiva de la Nueva Evangelización”. (SD 210)

“Ser ‘Iglesia doméstica' que acoge, vive, celebra y anuncia la Palabra de Dios, es santuario donde se edifica la santidad y desde donde la Iglesia y el mundo pueden ser santificados”. (SD 214)

“Lugares privilegiados de la misión deberían ser las grandes ciudades, donde surgen nuevas formas de cultura y comunicación”. (SD 257)

“La educación es la mediación metodológica para la evangelización de la cultura”. (SD 271)

“La Evangelización , anuncio del Reino, es comunicación, para que vivamos en comunión”. (SD 279)

“Anunciaremos el Evangelio de la vida. Continuaremos dando "razón de nuestra esperanza" a cada una de las personas que el Señor colocará en nuestros caminos”. (SD 287)